Vitamina C: supervitamina contra resfriados, depresión y gran antioxidante.

Además de una piel más linda, la vitamina C es un increíble antioxidante que ayuda a combatir resfriados y mucho más. ¡Una supervitamina!

¡La vitamina C es una supervitamina: antioxidante, previene resfriados y mucho más!

La vitamina C es una supervitamina que puede prevenir mucho más que resfriados. ¿Sabías que es un gran antioxidante y que combate resfriados o hasta depresión? ¡Aquí te contamos las más sorprendentes bondades!

El ácido ascórbico o vitamina C contribuye con muchas funciones del cuerpo y se trata de una vitamina hidrosoluble. Lo mejor es que grandes dosis de la misma generalmente no producen toxicidad porque ésta simplemente se expulsa a través de la orina. ¡Por eso necesitamos consumirla constantemente!

Favorece la absorción del hierro y es necesaria para el crecimiento y reparación de tejidos en todo el cuerpo, pero esto es apenas el principio. También forma colágeno (el tejido cicatricial) en el caso de las heridas o subsanando el deterioro en huesos o dientes.

Te puede interesar: Acai, un delicioso superalimento que te cambiará la vida.

¡Ayuda más que en resfriados!

También podría ayudar a curar resfriados comunes, pueden ser más cortos o con síntomas muy leves. Y al combinar la vitamina C con zinc se forma una dupla que contiene altos niveles inmunológicos y antioxidantes.

Funciona como antioxidante, contribuyendo a prevenir el daño de los radicales libres. Y justo por eso ayuda a prevenir enfermedades degenerativas como el Alzheimer y la arterioesclerosis, al igual que la prevención de la mutación celular que causa el cáncer.

La vitamina C, también previene las enfermedades cardiacas, esto porque el ácido ascórbico disminuye el colesterol evitando así que la grasa se adhiera a los vasos sanguíneos.

Estupendo antioxidante, pero mucho más que eso.

Es esencial para los adultos mayores porque mejora la salud de la vista y previene las cataratas. Es también muy importante para la piel, por eso se recomienda aumentar su consumo en casos de psoriasis y quemaduras.

Por si fuera poco, ¡reduce las líneas de expresión y arrugas! En pieles sensibles minimiza la irritación y hace más efectiva la absorción de las cremas. Específicamente en el rostro, mejora la textura. Se logra tener una piel lisa y reluciente.

Tiene una acción exfoliante, eliminando las células muertas de la piel que pueden crear un cutis apagado.

La vitamina C también ayuda a las células de la piel a protegerse contra el ozono y ayuda a reparar cualquier daño ya causado. Al proteger la estructura misma de la piel, la vitamina C ayuda a limitar la reacción de la piel a los rayos UV, los mismos que pueden acelerar el envejecimiento.

Y aunque es un excelente aliado de las pieles secas, también es funcional en pieles grasas. En concentraciones altas puede ayudar a equilibrar los niveles de sebo de la piel para las personas propensas al acné.

¡También una acción antibacteriana! Razón por la que mejora la apariencia de las manchas. ¿Sabías que la mayoría de los animales tienen la capacidad de producir vitamina C internamente? Aunque tres especies no la tienen: los conejillos de indias, los primates y, sí, nosotros los humanos. Por eso debemos consumirla.

La vitamina C es uno de los ingredientes esenciales de SK Forte+.

¡Es una supervitamina que nos ayuda mucho!

Ahora bien, resulta que las personas que tienen deficiencia de vitamina C suelen sentirse fatigadas o deprimidas.

Pero incluso para las personas que no tienen niveles bajos de vitamina C, tomar un suplemento podría ayudar a mejorar su estado de ánimo. Estudios científicos han comprobado que disminuye los niveles de ansiedad.

La carencia de esta supervitamina trae consigo también otros problemas, entre ellos, palidez, tendencia a la hemorragia, por ejemplo, sangrado de las encías. También puede causar hematomas espontáneos, dolor e inflamación articular, anemia, esmalte dental debilitado y tendencia a resfriados o procesos gripales.

Además, los niveles excesivamente bajos de vitamina C producen escorbuto. Los síntomas de esta enfermedad son depresión nerviosa, dolores generalizados, desprendimiento de dientes, pérdida del apetito, dolores articulares y petequias.

Entre las frutas que contienen una mayor cantidad de vitamina C encontramos los cítricos, el kiwi, el mango, la papaya, la piña, las fresas, la sandía y el melón.

También podemos mencionar el brócoli, la coliflor, los pimientos, la espinaca, la papa blanca o los tomates como algunos de los vegetales con mayor concentración de esta supervitamina.

La clave está en saber elegir los alimentos más vitaminados. Por ejemplo, la grosella negra contiene 200 mg de pura vitamina C, el perejil fresco, por su parte, 190 mg. Puedes cocinar también con pimiento rojo crudo y agregar a tu platillo 162 mg de vitamina C. Ahora bien, si prefieres el pimiento verde, estamos hablando de 120 mg.

¿Cuánto debemos consumir?

¿Y cuál es entonces la cantidad diaria recomendada de vitamina C para el organismo?

Depende, hasta los 6 meses, un bebé debe consumir 40 mg, desde los 7 meses y hasta el año de vida, 50 mg.

De 1 a 3 años, 15 mg de vitamina C son suficientes, de 4 a 8 años 25 mg, de 9 a 13, 45 mg.

Los hombres de 14 a 18 años, requieren de un mínimo de 75 mg diarios de vitamina C. Las mujeres, 65 mg.

Los hombres mayores de 18 años deben consumir un mínimo de 90 mg de vitamina C al día. Las mujeres en el mismo rango de edad, 75 mg.

¡Así que saca cuentas! Elige qué ingredientes agregar a tu dieta diaria y dosifícalas en cada una de tus raciones. Si quieres verte y sentirte mejor, elige un suplemento alimenticio y asegúrate una buena dosis diaria de vitamina C.

Por cierto, si eres fumador debes añadir 35 mg más de vitamina C a tu dieta para combatir los radicales libres que este hábito genera.

Las mujeres embarazadas también necesitan una mayor dosis de vitamina C diaria, requieren de 85 mg. Y si estás en periodo de lactancia, se recomienda consumir 120 mg de vitamina C al día.

Pero como siempre, habla con tu médico antes de tomar un suplemento alimenticio, él te dirá con exactitud cuáles son tus necesidades. Ahora ya sabes que además de ser un gran antioxidante, no sólo sirve contra resfriados, ¡realmente es una supervitamina!

Publicado el 24 abril, 2021

Artículos recientes