Tu cuerpo cambia a los 30, ¿pero cómo y por qué?

Tu cuerpo cambia a los 30 (y en todo momento), pero en la tercera década pasan cosas muy interesantes. ¡Ajusta tus rutinas para vivir mejor!

Ni hablar, ¡tu cuerpo cambia a los 30! Mira en qué aspectos.

No solo has madurado, tu cuerpo cambia a los 30 de muchas formas. Veamos cómo es que tu organismo se transformará en esta nueva década y, sobre todo, cómo hacer para vernos y sentirnos mejor.

Empezaré por aclarar que no considero que una década sea mejor que la otra, dudo que el mejor momento de tu vida esté relacionado con que tengas cierta edad, más bien se trata de conocer y cuidar de tu cuerpo conforme pasas de una etapa de vida a otra.

¡Mejora tus hábitos alimenticios!

Aunque nutrir nuestro organismo es un compromiso que debemos adquirir desde pequeños, los 30 son para tomarnos muy en serio los buenos hábitos y las rutinas de autocuidado. No hay tiempo que perder si queremos mejorar nuestra calidad de vida.

Los cambios más obvios (y drásticos) ya han sucedido, ahora tu cuerpo experimentará pequeños pero significativos ajustes y, en la medida en la que los conozcas, podrás hacerles frente con el mejor de los ánimos (y una crema antiarrugas).    

Estos son algunos cambios notables en tu cuerpo.

¿Olvidaste pagar la luz? Esto podría deberse a que tu hipocampo, el área de tu cerebro que regula el aprendizaje y la memoria, se empieza a encoger a partir de los 30 años. Para contrarrestarlo, haz ejercicio con regularidad y consume unas cuantas nueces al día.

Atención a la tasa metabólica basal. Se trata de la cantidad mínima de energía que necesitamos para mantener las funciones básicas del organismo. Tu cuerpo cambia, subes de peso haciendo lo mismo que antes. Sin duda, debes hacer ajustes a tu alimentación.

La alantoína es tu aliada.

¿Te cuesta enfocar? Échale la culpa a la presbicia, es decir, la imposibilidad de ver con claridad los objetos próximos, se debe a la rigidez del cristalino. Consumir pescados, cítricos y evitar la sobreexposición a las pantallas ayudará a cuidar de tus ojos.

Una que otra arruga. Tu cuerpo está perdiendo flexibilidad, tu piel también. Además, la exposición intensa al sol de la adolescencia te pasa factura. Una buena crema con alantoína será tu gran aliada.

Nada de qué preocuparse. El paso de los años debe disfrutarse, pero con moderación y ajustes conscientes a nuestros hábitos. Cuida de ti y verás que cada momento de la vida tiene su encanto.

Publicado el 26 febrero, 2021

Artículos recientes