Tu cuerpo a los 40: ¿cómo cambiamos mujeres y hombres?

Tu cuerpo a los 40 experimenta cambios. ¡Conócelos y aprende de ellos! Aquí te diremos cómo contrarrestar sus efectos con estos consejos.

¡Definitivamente tu cuerpo a los 40 tiene cambios! ¿Cómo contrarrestar cambios hormonales?

Nuestro organismo está en constante transformación, pero tu cuerpo a los 40 experimenta cosas particularmente relevantes. ¡Descubre lo que está pasando!

Hombres y mujeres cambiamos de manera natural y aunque es verdad que los años traen consigo algunos estragos, también son sinónimo de madurez y de una mayor conciencia respecto de lo que somos y hacemos.

Si tienes 40 años, es momento de que conozcas a detalle lo que está pasando con tu cuerpo y cómo contrarrestar cambios hormonales y otros muchos síntomas propios de esta etapa.

¿Cómo cambian las mujeres a partir de los 40?

Disminuye la cantidad de músculo y la energía consumida. Se sufre una pérdida progresiva de masa muscular, además, se empieza a acumular grasa. De ahí la importancia de mejorar hábitos alimenticios, por ejemplo, con la dieta mediterránea, ideal a partir de los 40.

Líneas de expresión más marcadas. Los efectos causados por los malos hábitos de la juventud pasan la factura. Es importantísimo dejar de fumar, pues los efectos de esta rutina sobre la piel son significativamente reversibles.

Las posibilidades de conseguir un embarazo son mucho menores. Las hormonas han comenzado a disminuir, sobre todo en lo que a producción de estrógenos se refiere. El riesgo de complicaciones es mayor, pero la gestación no es imposible aún a los 40.

¿Cómo cambian los hombres?

Cambios en la función sexual. Es posible que se produzcan episodios de disfunción eréctil o falta de libido, incluso cuando nunca antes había ocurrido. Un estilo de vida saludable es importantísimo, más a partir de los 40.

Niveles bajos de testosterona. Puede afectar, además de la función sexual, el estado de ánimo y provocar cambios respecto al músculo y la grasa. Hay que acudir con un especialista médico para recibir la terapia más adecuada.

Deterioro óseo. Se trata de un signo clásico de la llegada de los 40 años y es evidente tanto en hombre como en mujeres. Los huesos son mucho más frágiles, por eso una dieta nutritiva y hacer ejercicio físico se vuelve un básico.

Llegar al llamado «cuarto piso» puede ser el punto de partida para la mejor etapa de tu vida si te lo propones. La plenitud está en aceptar la edad que tenemos y ayudarnos a estar mejor cambiando viejos hábitos.  

Publicado el 4 marzo, 2021

Artículos recientes