Salud mental: 5 consejos a seguir durante la pandemia.

En esta pandemia, la salud mental de millones de personas se ha deteriorado. Si es tu caso, estos consejos te ayudarán a estar mejor.

¿Cómo cuidar nuestra salud mental?

Hace más de 9 meses que la pandemia por COVID-19 nos tiene experimentando un torbellino de emociones. Nos merecemos un descanso, cuidar de nuestra salud mental. Aquí algunas recomendaciones.

Estamos cada vez más acostumbrados a usar cubrebocas, mantener la sana distancia y protegernos con gel antibacterial y un buen lavado de manos, pero ¿hemos atendido nuestra salud mental?

Más allá de los síntomas propios del ya no tan nuevo coronavirus, hay una serie de signos que deberían llamar nuestra atención en estos tiempos de crisis.

El enojo, la fatiga, el nerviosismo y la falta de apetito son solo algunas de las manifestaciones de la ansiedad propia de este tiempo tan singular. Aprendamos qué hacer con ellas.

La importancia de lo emocional en medio de la pandemia.

  • Duerme lo suficiente. Idealmente, entre 7 y 9 horas al día, sin interrupciones y durante la noche. La falta de sueño hace que nos alimentemos de forma poco balanceada.

Además, este mal hábito está ligado a la depresión y afecta la capacidad de atención y de aprendizaje. Así que dormir bien es el primer paso para cuidar de tu salud mental.

  • Enfócate en el presente. Aunque es válido (y muy útil) hacer planes, visualízalos un día a la vez. La ansiedad se relaciona con intentar predecir el futuro y suele terminar empeorando el presente.
  • Aprovecha el encierro. Tu salud mental depende de qué tan capaz seas de conectar contigo y con otros. Si no puedes ir afuera, ve hacia adentro. Concéntrate en cuidar tus dos hogares: tu cuerpo y tu casa.

Aprende a estar solo, pero también date la oportunidad de conocer (de verdad) a quienes viven contigo, seguro hay mucho que aún no sabes de ellos.

Cuida tu salud y establece prioridades.

  • Evita el cigarro, el alcohol y cualquier otra droga. Pueden afectar tu estado de salud físico y volverte vulnerable al COVID-19 y muchas otras enfermedades.

Y, por si fuera poco, el consumo de estos y otros estimulantes, empeoran los síntomas relacionados con la ansiedad. Puede parecer la salida fácil, pero no lo es.

  • Establece prioridades. Olvídate de convertir este tiempo en una carrera de productividad. No te dejes engañar por lo que ves en redes sociales, nadie se la está pasando tan bien como parece.

Recuerda que no todo es urgente, enfócate en lo importante para mantener tu estabilidad financiera, tu bienestar físico y, en consecuencia, tu salud mental.  

Tú y tu familia son un equipo, así que apóyate en ellos, acércate a tus amigos y compañeros de trabajo (aún si solo es posible a través de una videollamada). ¡Cuidemos nuestra salud mental!

Estarás bien. Estaremos bien.

Publicado el 15 diciembre, 2020

Artículos recientes