Rutinas personales: ¡mejóralas y tendrás cambios positivos!

Hay veces en las que necesitamos redefinir las cosas, hacer un "refresh", y una manera de lograrlo es mejorando las rutinas personales.

¿Cómo aprovechar nuestras rutinas personales para mejorar?

Hay veces en las que necesitamos redefinir las cosas, hacer un “refresh”, y una manera de lograrlo es mejorando las rutinas personales.

¿Los beneficios? Podremos disponer de más tiempo para nosotros para nuevos retos o proyectos, además de mejorar nuestra actitud hacia el trabajo y ¿por qué no? hacia la vida misma.

Planificar bien tu agenda, clave en las rutinas.

Nada mejor que escribir todo lo que tenemos que hacer e ir tachando a medida que vayamos cumpliendo los pendientes. 

De este modo, iremos auto motivándonos poco a poco y, de paso, seremos más eficientes y productivos desde el inicio.

Entrena la mente.

Realiza pasatiempos, participar en juegos de memoria o intentar recordar claves numéricas como teléfonos o contraseñas nos sirven para volver a activar a nuestro cerebro.

Las actividades lúdicas y sencillas nos harán disfrutar de momentos divertidos, y más si las hacemos en compañía de otras personas.

Controla tu estrés teniendo claros los objetivos. 

Habla con tus superiores, colegas o socios para establecer con ellos nuevos retos, metas factibles, siendo sinceros de lo que esperamos mutuamente. 

Si se establece un canal de comunicación real entre ambas partes, lo más probable es que aumente el nivel de motivación.

Te puede interesar: Asesoría financiera para un cuerpo sano y seguro.

Aprovecha tu tiempo libre para ampliar tu base de contactos. 

Reserva parte de tus ratos libres para tomar un café o ir a comer con gente de tu ámbito profesional, con colegas o gente afín.

Servirá para actualizarte en relación a las novedades que pueden interesarte y por el otro, te ayudará a cuidar a esos contactos de cara al futuro.

¡Reciclarse para triunfar! Punto clave de las rutinas personales.

Perfecciona tus habilidades o aprende algunas nuevas, las cuales podrás implementar en tus rutinas de trabajo. Muchas universidades y escuelas de negocio ofrecen grandes facilidades para tomar cursos. ¡Todos los días puedes aprender algo nuevo!

Ten como motivación pensar en tu futuro a largo plazo. 

Planifica con realismo cuáles serán tus objetivos vitales a tres años, marcando esos escalones que, aunque pequeños, te ayudarán a revisar periódicamente si estás teniendo éxito. 

En caso contrario, dispondrás de mucho tiempo para corregir y encauzar las cosas.

Limpia y resetea.

Ordena tu mesa de trabajo y piensa en añadir fotografías, plantas o algún elemento decorativo que te guste. 

Limpia el disco duro de tu computadora, elimina los archivos que no te resulten de utilidad e instala algún programa nuevo que mejore su rendimiento.

¡Con estas recomendaciones vas a sentirte mejor y renovado! Recuerda que las rutinas personales son necesarias porque nos permiten enfocarnos, tener constancia o disciplina. ¡Inténtalo en esta temporada y ten un nuevo comienzo!

Publicado el 11 abril, 2021

Artículos recientes