¿Qué tipo de piel tienes? Descúbrelo con estas 5 preguntas.

Conocer tu tipo de piel te permitirá elegir productos mucho más adecuados para las necesidades de tu cutis. Lucirás mucho más bella.

Para cuidar tu piel, primero debes saber de qué tipo es.

Comprar productos para el rostro suele ser confuso, los hay para piel grasa, mixta, seca, normal y sensible (con variantes y combinaciones), por eso es tan importante que conozcas tu tipo de piel y le des justo lo que necesita.

Si has adquirido cremas dermoscosméticas, maquillaje de diseñador y la base más recomendada por los maquillistas pero tu cutis sigue luciendo opaco o muy brilloso, probablemente no estés eligiendo correctamente. Conocer tu tipo de piel hace toda la diferencia.

Primero, déjame contarte que el precio de los productos tiene poco que ver con su efectividad, existen buenas marcas de farmacia y artículos costosísimos que pueden destruir la barrera protectora natural de la piel.

La clave para que tu cutis luzca radiante está en que seas capaz de identificar sus necesidades. Y puedes hacerlo de la mano de tu dermatólogo o respondiendo a estas 5 sencillas preguntas:

¿Tu cutis es suave y tus poros pequeños? Tu piel es normal si, además, no suele irritarse ni enrojecerse. No es seca ni muy grasa, no tiene manchas y los granos aparecen muy de vez en cuando. Exfolia una vez por semana y no abuses de productos con perfumes.

¿Tu piel es grasa en la zona T pero seca en otras zonas? Tu piel es mixta. Frente, nariz y barbilla suelen brillar, pero tus mejillas tienden a resecarse. Tienes granos y espinillas mucho más de lo que te gustaría. Limpia tu cara dos veces al día y enjuaga con agua tibia.

¿Tu cutis tiende a brillar y las espinillas te resultan muy familiares? Entonces, tienes piel grasa. Produces más sebo del necesario y, contrario a lo que la mayoría de la gente piensa, podría estar deshidratada. Evita la limpieza excesiva y usa sí o sí una crema hidratante.

¿Tu piel se siente tirante y suele, incluso, picar? Tienes piel seca. A veces presenta escamas porque las glándulas sebáceas segregan menos grasa de la que deberían. El cutis luce apagado y los signos del envejecimiento aparecen de forma prematura. Toma suficiente agua y usa un buen sérum.

¿Tu cutis tiende a las rojeces, es muy susceptible a factores externos? Tienes piel sensible. Si te ruborizas con facilidad, tu cutis se siente tirante, tienes comezón y el aire acondicionado te cae terrible, debes prestar especial atención a los productos que eliges. Aléjate de los perfumes y cuida tu alimentación.

Publicado el 23 agosto, 2020

Artículos recientes