¿Subiste de peso? Quizá es porque tienes estos hábitos.

Se trata más de cambiar rutinas que de hacer una dieta estricta y es que son algunos malos hábitos los que podrían estarte haciendo subir de peso.

Si subiste de peso, ¿cómo ayudarnos a estar más saludables?

Si has hecho de todo para bajar de peso y no logras adelgazar, es momento de que pongas atención en tu estilo de vida. Hablemos de mitos y realidades.

Probablemente ganaste algunos kilos durante esta pandemia y la razón es obvia, cambiaste tus rutinas. Durante la cuarentena, y probablemente desde antes, adoptamos costumbres que estropean nuestro metabolismo.

Subir de peso es muy sencillo, uno de los errores más comunes es el omitir una comida o varias con la intención de perder algunos gramos. 

La regla es sencilla:  No dejes pasar más de una hora desde que te levantas hasta que desayunas, solo así podrás regular el apetito y el almacenamiento de grasa.

Y, por supuesto, lo mismo pasa con el resto de las comidas, el cuerpo necesita alimento (tan saludable como sea posible) cada 4 horas para equilibrar los niveles de insulina y glucosa. Perder peso podría es un gran segundo objetivo, el primero debería ser mejorar tu salud de forma integral. 

Y, si además de saltarte comidas, pasas mucho tiempo sentado, estás ralentizando tu metabolismo. Pues aunque hay que tomar en cuenta que el ejercicio por sí solo no hace magia, sin duda, es un gran aliado para bajar de peso. 

Ahora te presentamos a tu peor enemigo: el estrés. Pues hace que las personas anhelen inconscientemente alimentos reconfortantes pero poco saludables, compensamos las deficiencias emocionales con comida y, claro, ganamos peso.

Incluso, comer mientras se está ocupado puede ser un terrible hábito de salud. Tu mente está dispersa y no eres consciente de lo que has comido. Así que apaga la televisión, deja de lado el celular y concéntrate en simplemente comer. 

Y si ya estás alimentándote sanamente, ten en cuenta que también debes mantenerte hidratado. El cuerpo expulsa toxinas a través de la orina, así que beber suficiente agua es clave para bajar de peso. 

Por último, procura tener un sueño reparador, pues dormir poco o mal trae consigo la necesidad de ingerir alimentos altos en grasas y azúcares. 

Imagínate cuando además de no descansar, gestionas mal tu estrés, por supuesto que tu metabolismo se ve gravemenrte afectado, pero además tu sistema digestivo, el sistema nervioso central y podríamos seguir y seguir. 

Como tip extra, enamórate de tu cuerpo para que perder peso sea solo uno de tus objetivos, uno del que no dependa tu autoestima. Así, sin obsesionarte, conseguirás la figura que tanto quieres. 

Publicado el 12 julio, 2020

Artículos recientes