Mangostán: por qué lo llaman la reina de las frutas.

Su popularidad ha crecido en los últimos años y le llaman la reina de las frutas. El mangostán es rico, pero además tiene propiedades curativas. ¡Conócelo!

Belem Capetillo

El mangostán es la fruta perfecta. ¡Mira por qué!

Se trata de una fruta originaria del continente asiático y popular por sus cualidades nutrimentales. El mangostán es denominado también «la fruta perfecta». ¡No en vano dicen que es la reina de las frutas!

El mangostán es una fruta procedente de Indonesia. Crece también en otras áreas tropicales como Colombia, Puerto Rico y Florida. Es deliciosa y, además, tiene propiedades curativas.

La fruta, el jugo de la fruta, la cáscara, las ramas y hasta la corteza se usan como medicamento.

Un árbol de mangostán lleva el nombre de Garcinia Mangostana. Puede medir entre los 7 y los 25 metros de altura y se puede catalogar como árbol de tipo tropical perenne.

Puede dar, en promedio, 1500 frutos. Sin embargo, los árboles de mayor antigüedad pueden producir hasta 3000 frutos.

La Garcinia Mangostana es del tamaño de una mandarina, pesa entre 80 y 140 gramos. Contiene una gran variedad de sustancias biológicamente activas entre las que vamos a ahondar más adelante.

La reina de las frutas es agridulce, jugosa, con vesículas llenas de líquido. El mangostán tiene una corteza comestible que adquiere un color entre rojo y púrpura cuando está en su punto óptimo de maduración, volviéndose blanda y fácil de abrir.

Manteniéndolo a temperatura ambiente puede conservarse entre 6 y 8 días, pero en refrigeración, hasta 1 mes. Si pasa más de ese tiempo, la corteza se vuelve dura y difícil de abrir.

Y si ya se te hizo agua la boca, tienes que saber que esta es la mejor época para degustar del mangostán, para ser más precisos, entre Julio y Septiembre. Aunque es un fruto que madura durante todo el año, el verano es lo suyo.

Una de sus principales cualidades es que se han encontrado en su composición 84 tipos de xantonas, moléculas biológicamente activas que combaten virus, bacterias y parásitos. Como referencia, el aloe contiene 3 xantonas.

Cada 100 gramos de mangostán, presentan 5.49 miligramos de calcio, un mineral importante para el cuerpo humano y la razón por la que este fruto puede ayudar a combatir la osteoporosis.

SK Pro+ es la mejor proteína. ¡Incluye mangostán y glutatión adicionado!

Contiene además altas concentraciones de fósforo, necesario para que el cuerpo produzca proteína para el crecimiento y reparación de células y tejidos.

Contiene potasio, clave para un correcto funcionamiento muscular y del sistema nervioso. Además de que favorece la eliminación de líquidos, actuando como un buen diurético.

Otro de los componentes del mangostán es el magnesio, fundamental para mover el azúcar en la sangre de los músculos y eliminar el ácido láctico, que puede acumularse justo en los músculos durante el ejercicio.

Para que lo tengas en mente, este ácido láctico es el responsable del dolor muscular tardío en quienes se han sometidas a rutinas intensas de ejercicio.

Y debido a que el magnesio juega un papel crítico en la función cerebral y el estado de ánimo, el mangostán es útil para prevenir y combatir la depresión.

El fruto es usado, además, para aliviar la diarrea, las infecciones del tracto urinario (ITUs), la gonorrea y hasta la tuberculosis.

El mangostán es útil también para combatir aftas, las clásicas úlceras dolorosas al interior de la boca. Combate, además, los trastornos de la menstruación. ¡Y hay más beneficios de la reina de las frutas!

Incluso, hay quienes afirman que es capaz de prevenir el cáncer. Varias investigaciones científicas, han mostrado que las xantonas del mangostan poseen actividad anticancerosa, suprimiendo la proliferación de células tumorales. A pesar de ello, aún no hay evidencia suficiente para determinar si es o no eficaz en todos los casos.  

Por otro lado, son varios los estudios publicados sobre la capacidad antioxidante del mangostán. Esto debido a la acción de varias sustancias bioactivas presentes, en su gran mayoría, en el pericarpio, tales como ácidos fenólicos y flavonoides.

Los flavonoides son sustancias antioxidantes que ayudan a tratar, por ejemplo, la hipercolesterolemia, de forma natural y efectiva, además de otras enfermedades.

SK Pro+ es una proteína de suero de leche que incluye mangostán, ¡la reina de las frutas!

Este fruto es recomendado para personas con hipertensión y ayuda a elevar los niveles de energía en el organismo.

Se considera que el mangostán tiene también propiedades antibacteriales, antivirales y fungicidas.

Contiene, por si fuera poco, vitamina B12, que previene un tipo de anemia, denominada anemia megaloblástica, misma que provoca un fuerte cansancio y debilidad en quienes la padecen.

Ahora bien, seguro que te preguntas cómo incluir mangostán en tu dieta cotidiana. Es muy fácil.

Para comerlo, debe cortarse la piel por la mitad con un cuchillo y se abre el mangostán en 2 partes. Es recomendable comerlo al natural. Pero también se puede servir la pulpa fría con helado o añadirse en ensaladas.

El mangostán es la reina de las frutas, ¡y es ingrediente de SK Pro+!

Se ha vuelto especialmente popular el jugo de este fruto. Solo necesitas 4 frutos de mangostán, 300 mililitros de agua fría y 1 limón.

Extrae la pulpa de los 4 frutos y, en una licuadora, mezcla hasta que quede una pasta suave. Finalmente, agrega el jugo del limón, por supuesto, sin semillas. Puedes tomarlo 3 veces por semana.

Y si vas cambiando algunos ingredientes, encontrarás remedios para gran cantidad de males. El mangostán (con cáscara) combinado con manzana y apio es útil para combatir la gingivitis.

Encuentra tus propias y deliciosas mezclas. Verás que puedes preparar bebidas refrescantes, platillos deliciosos y, al mismo tiempo, cuidar de tu salud física y mental.

También puedes buscar un suplemento alimenticio que, entre sus ingredientes, incluya una buena dosis de la reina de las frutas. ¡SK Pro+ es proteína de suero de leche que incluye mangostán!

Y lo que sea que elijas, no te olvides de intercalarlo con buenos hábitos de sueño y una rutina de ejercicio, por lo menos, cada tercer día. El bienestar se logra a base de constancia.

Publicado el 30 julio, 2020

Artículos recientes