Qué le pasa a tu cuerpo al consumir cúrcuma todos los días.

Consumir cúrcuma ha cobrado especial relevancia como ingrediente en la cocina, ¡porque además es un aliado para la salud! Descubre por qué.

¡Es bueno consumir cúrcuma diariamente!

La cúrcuma es una planta herbácea proveniente de la India, una especia deliciosa y una verdadera maravilla cuando se trata de fortalecer el sistema inmunológico. ¡Esto es lo que hace por tu cuerpo al consumir cúrcuma con regularidad!

La cúrcuma contiene fibra, proteínas, niacina, vitaminas C, E y K, además contiene una buena cantidad de sodio, potasio, calcio, hierro, magnesio y zinc. Se puede (y debe) consumir en cantidades moderadas y esto es lo que le hace a tu cuerpo si la ingieres todos los días.

¡Checa los beneficios!

Mejora la digestión. Lo que hace es estimular la secreción de jugo gástrico y pancreático para que tu organismo sea capaz de digerir mejor los alimentos. También ayuda a evitar los gases y es una gran aliada de quienes sufren gastritis.

Protege el hígado y reduce el colesterol malo. El principal activo de la cúrcuma, la curcumina, posee propiedades antioxidantes, permite que los niveles de colesterol DLD y triglicéridos se reduzcan, así mismo, disminuya la  acumulación de grasa en las arterias protegiendo el corazón.

Alivia los síntomas de la depresión. Sus bondades antiinflamatorias ayudan a atacar los desequilibrios químicos del cerebro. Puedes prepararte una deliciosa limonada de cúrcuma con agua, jugo de limón y miel de abeja.

Ralentiza el envejecimiento. Lo que la cúrcuma hace es combatir el estrés oxidativo que causa la pérdida de elasticidad de la piel. Así que, si tienes 30 años o más, consume un scoop de curcumina en tu smoothie de las mañanas y verás tremendos cambios en tu rostro.

¿Cuándo evitar su consumo?

También debes saber que hay algunos casos en los que consumir cúrcuma no es recomendable, por lo menos no cuando hablamos de una ingesta diaria. Toma nota de estas excepciones:

  • Debe evitarse en la dieta de mujeres embarazadas y niños menores de 3 años.
  • Tampoco deben consumirla quienes tienen problemas con la vesícula biliar.
  • No debe ingerirse antes de una cirugía, pues puede afectar la coagulación.

Si tienes alguna otra duda sobre el consumo de la cúrcuma, consulta a tu médico de cabecera y asegúrate de incluir este ingrediente en tu dieta solo cuando él lo apruebe. Acompaña tu dieta con buenos hábitos y notarás la diferencia en tu salud física y mental.

Publicado el 10 mayo, 2021

Artículos recientes