Consejos de motivación que te serán útiles en tu día a día.

¡No hay secretos! Simplemente constancia. Por eso te compartimos estos consejos de motivación que te ayudarán a lograr tus metas mucho mejor.

¿Tienes ganas de hacer más? Estos consejos de motivación son muy prácticos.

Siempre que se habla de consejos de motivación, suponemos que se trata de palabrería para gente desmotivada. Y no confundir con aspectos de salud mental, casos en los que se requiere ayuda profesional y no frases como «échale ganas».

¡Hablamos de consejos prácticos! Información útil que al poner en práctica te permite reorganizar tu vida y tu trabajo, haciéndote más eficiente o empujándote a nuevos retos.

Varias investigaciones en Harvard han demostrado que nada puede motivarte más a continuar que la sensación de estar progresando. ¡Y de eso se trata! De hacer y comprobar, porque por más ganas que tengas, si no hay una sensación de progreso, simplemente te rindes o te desmotivas.

¿Ya probaste la nueva línea de belleza de SK? ¡Tu propio spa en casa! Pregunta a tu Embajadora Salukai.

¿Qué dice la ciencia sobre esto? Marca una serie de pequeños objetivos diarios, semanales y mensuales, pues medida que vayas consiguiéndolos, sentirás como te acercas más hacia tu objetivo final.

Si, por ejemplo, vas a hacer ejercicio, sé clara en tus metas. Por ejemplo, 20 minutos de elíptica el primer día; ir al gimnasio tres veces en la primera semana y aumentar la velocidad en la corredora un 10% el primer mes.

Esto es muy importante porque conforme obtengas uno a uno esos logros, los sentirás como una pequeña victoria cada día, cada semana y cada mes. ¡Así se solidifica la motivación al paso del tiempo!

¡Visualiza el camino y no la meta!

¿Pero por qué no visualizar la meta o los objetivos? ¿No es esto un contrasentido? No, no lo es. Veamos por qué.

Cualquier experto te dirá que debes visualizarte consiguiendo tus objetivos, y que incluso «el universo conspira a tu favor para que puedas lograrlos». Eso es un mito.

Al visualizarnos a nosotros mismos consiguiendo un objetivo, nuestra mente se relajará y no podrá diferenciar entre lo que es real y lo que no: creer que ya has alcanzado tu meta, hará que, mentalmente, dejes de tener la motivación necesaria para lograrla. ¡Lo importante está en el camino!

Por eso, en lugar de visualizar tu objetivo, ¡visualiza el proceso que vas a seguir para lograrlo! Recrea los momentos en que corres el riesgo de romper tu compromiso y analiza todo cuanto puedas de ti, el contexto o las circunstancias.

¿Cuándo es más probable que tengas flojera o puedas caer en tentaciones? ¿Por qué? ¿Qué es lo que crees que te dirás a ti mismo para darte permisos o «tirar la toalla»? ¿Qué sentirías antes o después de esto?

¡Visualízate exactamente en esa situación! Porque haciéndote esas preguntas, tendrás más conocimiento de ti mismo para adoptar ideas o rutinas que sí te ayuden a estar motivado y persistir.

Sé optimista, pero también aprende a reconocer que habrá situaciones que van a ponerte a prueba. ¡La constancia diaria hará que logres los objetivos! Por eso, lo más importante está en el camino.

Publicado el 2 diciembre, 2020

Artículos recientes