¿Qué es la asertividad y para qué sirve? Esto te interesa.

La asertividad es una habilidad social y comunicativa que consiste en conocer los propios derechos y defenderlos, respetando a los demás.

¡Es momento de tener asertividad!

¿Qué es la asertividad? Es una habilidad social y comunicativa que consiste en conocer los propios derechos y defenderlos, respetando a los demás.

Se sitúa en un punto intermedio entre otras dos conductas opuestas: La pasividad, en la que terceros deciden por nosotros o pasan por alto nuestros derechos, y la agresividad, en la que no respetamos las ideas de los demás.

Es una expresión congruente, directa y equilibrada, cuya finalidad es la de comunicar nuestras ideas y sentimientos o defender nuestros legítimos derechos sin la intención de herir o perjudicar, desde un estado interior de autoconfianza.

Andrew Salter definió la asertividad como “la expresión de los derechos y sentimientos personales” en la década de 1940.

Tiene que ver con el grado de madurez de cada individuo, así como de los factores emocionales e intrínsecos de la personalidad.

Las personas cuya autoestima es elevada tienden a desarrollar un mayor grado de asertividad

Asertividad y salud integral: todo lo que necesitas para lograr lo que te propones con más calidad de vida.

¿Cuáles son los beneficios de esta conducta o estilo?

Las diferencias entre las personas asertivas y las que no desarrollan esta habilidad radica en la falta de carácter, así como de ideologías, falta de confianza en sus habilidades o bien, que carezca de objetivos claros al comunicarse.

Por lo tanto la conducta asertiva se puede entrenar y de esta manera aumentar el número de situaciones en las que vamos a tener una respuesta asertiva.

¿Qué es lo que lograríamos?

Conseguir nuestros objetivos, respetándonos a nosotros mismos y también a quienes nos rodean.

Expresar ideas y actuar en el momento y lugar adecuados, con franqueza y sinceridad. 

Mostrar autenticidad en nuestros actos y tener la capacidad de decidir de manera inmediata y objetiva. 

Invitar al diálogo, hacer preguntas y pedir participación, teniendo capacidad para discrepar y pedir aclaraciones abiertamente. 

En la conducta no verbal, alguien asertivo escucha activamente al interlocutor, teniendo contacto ocular directo pero no desafiante, un habla fluida y segura, gestos firmes y relajados, proximidad física y contacto corporal. 

¡La asertividad es la llave para lograr el éxito en las relaciones interpersonales!

Publicado el 13 octubre, 2020

Artículos recientes