La alfalfa es deliciosa y medicinal, ¡inclúyela en tu dieta!

Es una de las hierbas más poderosas para el organismo humano. ¡Conoce los beneficios de la alfalfa e inclúyela ya en tu dieta regular!

¿Conoces los beneficios de la alfalfa?

Seguramente has consumido hojas de alfalfa en una ensalda o un vinagre con germinados de alfalfa. Se trata de una planta deliciosa, ¡pero también medicinal! Conoce todos los beneficios que tiene para ti.

La alfalfa es una hierba de la que suelen emplearse las hojas, los brotes y las semillas. Su nombre científico es Medicago sativa y pertenece a la familia de las fabáceas o leguminosas. Tiene su origen en Asia y África del Norte, en donde la utilizaban principalmente para fortalecer el cabello. Sin embargo, este es apenas uno de sus beneficios.

Y para quienes se preguntan qué tan poderosa es la alfalfa, los árabes la bautizaron hace ya muchos siglos con el nombre clásico de «al-fac-facah», lo que significaría algo así como «la madre de todos los alimentos».

Entre sus componentes encontramos el ácido ascórbico, cítrico, fumárico, málico, oxálico y succínico. El primero, ayuda al cuerpo a producir colágeno, además, combate infecciones bacterianas.

¿Qué enfermedades combate?

El ácido cítrico, por su parte, nos proporciona ayuda para asimilar y fijar el calcio. Podemos tener unos huesos más fuertes simplemente agregando alfalfa a nuestra dieta de forma regular. También contiene alcaloides como la betaína, que puede reducir el riesgo de padecer de una enfermedad cardiovascular e, incluso, expertos aseguran que es capaz de prevenir el cáncer.

Además de estos componentes, la alfalfa tiene grandes dosis de vitaminas A, B, C, D, H y K. La vitamina A, por ejemplo, ayuda al mantenimiento de tejidos blandos y óseos, a la formación y mantenimiento de dientes sanos.

La vitamina B puede ser también una gran aliada, pues previene la anemia megaloblástica, que resulta de la inhibición de la síntesis de ADN en la producción de glóbulos rojos. Un padecimiento que provoca cansancio y debilidad.

Es importante que sepas que la alfalfa contiene fibra y proteína, así que fortalecerá cada uno de tus órganos para que te sientas y te veas mucho mejor.

SK Green es clorofila de alfalfa con minerales fúlvicos. ¡Tu aliado deportivo!

Impacto positivo en tu cuerpo.

Aminoácidos como el trioptófano forman parte de esta planta e impactan positivamente en nuestra salud. Una sustancia que combate efectivamente estados de ansiedad y depresión desde sus primeras etapas.

Las isoflavonas también forma parte esencial de la alfalfa. Un grupo de sustancias que poseen una estructura similar a los estrógenos humanos, de ahí que sean tan socorridas por mujeres durante la menopausia.

Por último, pero no por ello menos importante, hay que destacar que esta famosa (y muy rica) hierba contiene aluminio, calcio, fósforo, hierro, magnesio, potasio, sodio y zinc, solo por mencionar algunos de sus valiosos minerales.

Se trata de una hierba que es capaz de abosrber minerales a los que otras plantas no tienen acceso. La alfalfa puede prevenir y combatir una gran cantidad de enfermedades y trastornos.

Consumir las hojas en infusiones es especialmente útil para quienes están perdiendo mucho cabello, sufren de caspa, pelo graso, seco o quebradizo. Le aporta al cabello la fuerza que necesita para crecer sano y fuerte.

¡Estupendo remedio!

La alfalfa es uno de los grandes remedios contra la cistitis, es decir, la inflamación de la vejiga urinaria. Se caracteriza por sensación de ardor al orinar, orina oscura, turbia o con sangre, necesidad de orinar de forma inmediata y hasta dolor en la pelvis o la parte inferior de la espalda. Evítala a toda costa.

Para quienes sufren hipotiroidismo, también se recomienda, por ejemplo, el consumo de brotes de esta planta. Aliviando así síntomas como fatiga, sensibilidad al frío, resequedad de la piel y aumento de peso inexplicable.

La alfalfa, por si fuera poco, es capaz de combatir la osteoporosis: crea tejido óseo nuevo y asegura una mejor calidad (y tiempo) de vida para quienes la consumen. ¡Además mejora el estado de la artrosis! El  desgaste de los tejidos protectores en los extremos de los huesos, un trastorno que empeora con el tiempo, ¡así que pon manos a la obra!

Los diabéticos pueden consumir alfalfa, pues es capaz de mantener estables los niveles de azúcar en la sangre. Si es tu caso, sugiere a tu médico incluir esta hierba en tu dieta y mejora tu estado de salud.

¿Buscas perder peso? ¡La alfalfa te ayuda!

Si buscas perder peso o estás iniciando con hábitos de alimentación más saludables, esta hierba depura el organismo y favorece la eliminación de toxinas.

Y justo después de que pierdas esos kilitos de más, la alfalfa puede continuar como parte de tu dieta porque aumenta la masa muscular. Puedes tener el cuerpo que quieres si, además de consumir esta planta, te ejercitas regularmente.

Las uñas y la piel, en general, se verán favorecidas por las propiedades de esta poderosa planta. Pero, en particular, es útil para eliminar el acné.

Cualquiera que haya sufrido de problemas en la piel sabe lo complejo que resulta tratarla durante largas temporadas. Así que puedes apoyar las recomendaciones de tu dermatólogo con un emparedado de hojas tiernas de alfalfa una o dos veces por semana.

Y porque seguro necesitas otras opciones para incluirlas en tu alimentación, déjame recomendarte una deliciosa y refrescante agua de alfalfa con limón. ¿O qué tal una ensalada con brotes de alfalfa, jitomate, pepino y aguacate?

Las semillas de esta planta también son muy ricas, pues molidas y asadas pueden formar parte de tu ensalada. Puedes también incluirlas en guisos y decorar con ellas cualquiera de tus platillos.

Recetas hay muchas, lo importante es que incluyas hojas, brotes o semillas de alfalfa en tu dieta y la de tu familia para obtener cada uno de sus beneficios.

Publicado el 2 mayo, 2021

Artículos recientes