Ácido glicólico: un activo que cambia la apariencia de tu rostro.

Siempre queremos vernos jóvenes, ¿o no? Pues el ácido glicólico podría ser tu mejor aliado gracias sus beneficios. ¡Lo vas a amar!

¿Sabes qué es el ácido glicólico? ¡El activo de moda!

Se trata del hidróxido de cadena molecular más pequeña, el activo de moda entre dermatólogos, cirujanos plásticos y amantes del cuidado de la piel: el ácido glicólico.

El ácido glicólico puede penetrar la piel más rápidamente a estratos más profundos debido a su tamaño: es un componente clave en los productos cosméticos más populares del momento. ¡Vamos a conocerlo!

Es un alfa-hidroxiácido (AHA) natural que tiene propiedades terapéuticas, por lo que es ideal para cubrir una amplia gama de necesidades de la piel: puede desvanecer arrugas, estrías, cicatrices, disminuir el acné y sus efectos.

¡Parece que luchar contra los signos de la edad nunca había sido tan fácil! El ácido glicólico es uno de los más usados para realizar exfoliaciones químicas, con las que se eliminan las células muertas de la piel.

Este AHA es obtenido de la caña de azúcar y está cada vez está más presente en la cosmética. Para que un ácido pueda penetrar es necesario que se encuentre de forma neutra o ácido libre, esto es que el producto debe tener un pH por debajo que el pKa del ácido.

En productos de tipo cosmético, se utiliza en concentraciones que varían entre el 4 y el 20%, con beneficios diversos según los parámetros.

Te puede interesar: ¡Consumir colágeno es muy importante! Razones para que lo hagas ¡ya!

Distintas concentraciones.

Cuando las concentraciones de este AHA son más bajas, realizan exfoliaciones muy ligeras sobre la piel. Las concentraciones más altas se utilizan en tratamientos de pigmentación, arrugas pronunciadas y para tratar las marcas de acné.

Una concentración segura que se puede usar diario en casa es entre el 5 y 10%, siendo mínimos los riesgos de irritación, pues se trata de productos que podemos conseguir fácilmente y no es necesario contar con receta médica.

Cuando las concentraciones de ácido glicólico van del 15 a 30%, los efectos son más pronunciados. La renovación de la piel es rápida y por lo tanto puede causar irritación o enrojecimiento (es el caso de tratamientos médicos).

Y cuando van del 35 al 70%, este ácido se utiliza como peeling para renovar completamente la piel. Sólo debe de ser aplicado por un dermatólogo y en centros especializados, ya que este tipo de tratamientos requieren de cuidados posteriores.

Uno de los fuertes del ácido glicólico es que, dado que actúa en todas las capas de la piel, se obtiene un cutis terso con líneas de expresión más difusas y aumenta la luminosidad y el tono uniforme de la piel.

El pH de la fórmula de los productos cosméticos o dermocosméticos también es clave porque, según aumenta, disminuye la concentración activa del ácido y por tanto su eficacia.

¿Por qué eligen el ácido glicólico los especialistas?

El ácido glicólico es especialmente útil para las pieles maduras, dado que en la dermis papilar aumenta las fibras, haciendo que la unión entre dermis y epidermis sea ondulante, como en las pieles jóvenes, produciendo un aumento de toda la dermis profunda.

Si consigues un producto de venta libre con este AHA, es importante que sepas que es más conveniente utilizarlo por la noche y, de cualquier modo, aplicar protector solar todas las mañanas después del tratamiento.

La razón por la que muchos dermátologos eligen este activo como parte de los productos que recomiendan es porque sus resultados se mantienen a lo largo del tiempo.

No obstante, hay que tener presente que no es conveniente combinar el ácido glicólico con otros ingredientes o ácidos que resulten agresivos para la piel. En caso de piel sensible, puede dañar seriamente el cutis.

¡De ahí la importancia de que consultes a un especialista antes de aplicarte altas concentraciones de este AHA! Controlado o no, tu piel se puede pelar en las primeras aplicaciones o puedes sentir un ligero calor, picor o escozor.

¡Seguro lo vas a amar!

Ya que sabes que el uso de este tipo de activos debe tomarse con mucha seriedad. ¡Ahora hablemos de las razones por las que podrías amar el ácido glicólico!

Combinado con el ácido salicílico es extremadamente útil para pieles grasas. En el caso de pieles envejecidas, lo mejor es combinarlo con vitamina C, siempre con fotoprotección como último paso.

Si la exposición al sol, el propio paso de los años o el embarazo han dejado manchas en la piel de tu rostro, el ácido glicólico puede ayudarte a desaparecerlas, aclarando las capas superiores de la piel. ¡Ya no necesitarás cubrir tu piel con maquillaje!

Además, ayuda con la resequedad de la piel, el eczema y la psoriasis, mejora la piel áspera y las marcas ocasionados por los brotes de rosácea. Encontrarás variedad de opciones en el mercado (hay para todos los bolsillos).

El ácido glicólico es un potente aliado para mejorar la calidad de la piel, estimulando la formación de colágeno. Funciona tanto para tratar padecimientos de la piel como para mejorar su apariencia y prevenir el envejecimiento prematuro.

Además del ácido glicólico, ¡necesitas consumir colágeno diariamente!
¡El mejor colágeno es SK Care+! Adicionado con omega 3 para darte muchos más beneficios.

¡El colágeno es muy importante!

Recordemos que el colágeno compone la mayor parte de la dermis. Sostiene la piel y es la proteína más compleja del tejido conectivo, así que cuando disminuye la producción natural de colágeno del organismo humano, se nota en la firmeza, sobre todo, del cutis.

Según la Sociedad Americana de Dermatología, el ácido glicólico puede ser aplicado en la piel en dos niveles: primero, en cantidades pequeñas, penetrando solo en la capa externa de la piel para exfoliarla suavemente.

Cuando aumentan las concentrados de este AHA, penetra tanto en la capa externa como en la capa media del cutis, por eso puede desprender las células muertas. Se trata de una exfoliación que verdaderamente transforma la piel.

Si usas ácido glicólico en casa, toma en cuenta que es necesario humedecer el rostro con agua tibia y masajear suavemente con una pequeña cantidad del producto si se trata de un limpiador.

Como verás, las opciones en torno a este activo son muchas, así que también puedes elegir usar una mascarilla, tónico o crema de ácido glicólico. Los cambios son evidentes, ¡compruébalo!

Publicado el 7 enero, 2021

Artículos recientes